Anuncios

Comentarios y reflexiones: Pom poko

pompoko1

Quería compartir con ustedes algunas pequeñas reflexiones que me quedaron luego de ver Pom poko, la tercera película de Isao Takahata para el estudio Ghibli. Para ello voy a acompañar estas breves palabras escritas con imágenes de una presentación en prezi que hice para ordenar un poco las primeras ideas que surcaron por mi cerebro en aquel momento en que aparecieron los créditos finales (Sin material audiovisual acompañándome, no funciono). Si bien el tema principal de la historia y las aristas argumentales que contiene Pompoko como historia son fascinantes per se y dignas de análisis especialmente para gente que, como yo, considera la protección del medio ambiente una prioridad en su vida, quise salirme un poco del guión y lo que se esperaba que hiciese en esta presentación. Si bien consideré que era hacer trampa el no habla directamente de Pompoko y su argumento en una ponencia que debía tener como unidad de análisis la película y su argumento, debo confesar que lo primero que vino a la mente no fue exactamente una reflexión sobre la trama, sino más bien lo tratado en el documental “El reino de los sueños y la locura”, documental que narra la vida dentro del estudio Ghibli.

¿En qué sentido?,  se preguntarán muchos, pues la repentina pregunta que asaltó mi mente y que me parece importante: ¿Qué ha buscado trasmitir el estudio Ghibli tanto en fondo como forma a su audiencia todos este tiempo? Luego de comenzar el blog, el tema de los directores, guionistas, productores, estudio, entre otros, me ha parecido un tema fascinante. Tratar de encontrar la esencia detrás de ellos me parece algo importante. ¿Qué temas le interesa a cierto director/guionista? ¿Qué busca trasmitir? ¿Cómo busca trascender en esta industria? ¿Qué diferencia a cierto estudio con otro? ¿A caso existen elementos que hagan una obra ser parte de un estudio/tener su sello?, etc. Ghibli me ha parecido siempre un estudio político, con discursiva, con discurso de cambio y con un objetivo de trascendencia. Uno de los pocos estudios con una línea que entiendo, que identifico a la distancia y que no deja de sorprender. Luego de terminar de ver Pompoko, este hecho caló en mí rápidamente en mí mientras rememoraba aquello que las películas de Ghibli me habían enseñado en toda mi vida y aquellos mensajes y reflexiones que dejaron en mí. Creo que la animación como una herramienta para trasmitir discursos y poner temas en la agenda, o en el caso de Ghibli, la esperanza de formar nuevas generaciones para lograr un cambio es lo más admirable que encuentro. Es aquello lo que me hace vibrar y lo que observé en Pompoko.

Fenómeno social, propuesta de cambio y lo real en el estudio Ghibli

sepp

pompoko2

Abrí mi reflexión con esta escena. El tanuki mirando a la cámara, directamente dirigiéndose al espectador para hacerle una pregunta puntual. ¿Qué hay de todos aquellos animales que los humanos, en aquella apropiación agresiva del espacio para construir grandes urbes, sacrificaron por la modernidad? Los tanuki y zorros, algunos, pudieron adecuarse y adaptarse al cambio pero ¿Los demás? El humano, en la ciudad, está en una pequeña burbuja donde la naturaleza parece ser un hecho negado y lejano.

¿De dónde viene el agua que tomamos? Fue una pregunta hecha a niños de la ciudad en un estudio en el que participé. Del caño era la respuesta más común. Mientras por otro lado, los niños en el campo sabían exactamente donde estaban los ríos, lagunas, los ojos de agua, quebradas, pozos, canales de riego y demás lugares de donde venía el agua que tomaban. En una entrevista con un urbanista de Lima (mi ciudad), en el contexto de una crítica al actual alcalde de la ciudad que concibe modernidad como sinónimo de cemento, el contaba cómo los gestores de las ciudades no aprovechan los espacios públicos para hacer del ciudadano un agente dentro de su espacio que pueda reconectarse con la naturaleza, con lo verde. Las ciudades nos consumen y nos hacen olvidar cualquier vínculo con la naturaleza, algo que parece tan lejano y ajeno. El narraba cómo tuvo que viajar horas para que su hija pudiera SABER lo que era un vaca en la vida real, la cual solo conocía por libros de texto y medios de comunicación. Cosa graciosa, pues yo también conocí lo que era una vaca a los 10 años cuando salimos de la ciudad en un paseo escolar. Con una sonrisa burlona y una mirada nostálgica acordándose de la campiña cuando el era joven, el reconocido urbanista contaba este hecho mientras reflexionaba el papel de los gestores urbanos y los arquitectos en nuestro medio.

Pompoko termina por hacerle una pregunta al espectador y hacerle abrir los ojos a un habitante urbano sobre su realidad y lo que está haciendo con aquellos animales a los que se perjudicó con la gran urbanización. Ellos están allí, existen, y podemos hacer algo si nos preocupamos por ellos, si conocemos la historia, los procesos sociales que impactan la sociedad y alzamos nuestras voces en conjunto. Es un mensaje claro y una interacción directa con el espectador, lo cual como cierre me pareció potente. Llevar una pregunta a la casa y a sus vidas.

pompoko3

Y ante esto me pregunté mucho sobre esta dicotomía que siempre está presente en el estudio Ghibli, este pesimismo por la realidad pero esperanza de cambio. Si bien la película es de Isao Takahata, creo que Hayao Miyasaki es el vocero del estudio y el que ha ayudado a plasmar una filosofía que finalmente representa al estudio que creó junto con Isao. El mundo es un lugar cruel, un lugar donde vivir no es un “regalo”; sin embargo, ante esta situación el papel de cada uno de nosotros, especialmente el de los niños es importante. En una entrevista, Hayao mencionaba que muchas veces se piensa (hasta por parte de los mismos creadores de películas animadas) que el niño no entiende en su totalidad el mensaje de una película, que está allí para entretenerse y comprender vagamente lo que pasa. Que luego, cuando vuelva a ver la película más adelante en su vida, se dará cuenta de aquel mensaje escondido que aquella película tenía y en un primer momento no logró captar.

Hayao cree que los mensajes de una película infantil no deben ser “mensajes escondidos” y, además, que los niños pueden y deben comprender el mensaje de la película. El creador de la película debe hacer el esfuerzo de trasmitir el mensaje pensando en ello, pensando en cómo hacer para que este cale y para que haga que se reflexione sobre el tema principal a tratar sin importar la edad. Ese es el reto de la animación. Hayao reclama que el mensaje tiene que llegar, y que no duden que lo va a hacer. Los niños entienden más de lo que muchos creen y son finalmente el gran público que puede generar cambios en una sociedad, aquel que uno debe retar e impulsar a reflexionar sobre su entorno. Son el público que significa esperanza, y eso es algo que el estudio Ghibli entiende muy bien.

Ghibli es un estudio que propone, un estudio que pone temas en agenda para que estas pueden ser discutidas por la sociedad. Cada película tiende a tener muchos temas de reflexión, los cuales surgen de los mismos directores y guionistas. Son temas que han impactado de alguna u otra manera en la vida de cada una de ellos y de la sociedad japonesa. Por ejemplo,

pompoko4

Mencionaba en esta presentación alguno de los grandes temas que encontraba en las películas del estudio  y que creo conforman grandes ejes. Cuando termine de ver todas las películas de Ghibli me animaré a hacer una lista más sustentada con ejemplos claros, así que espérenla. Cada director tiene su forma de llevarlos a cabo y tienen también su propia prioridad discursiva, pero creo que Ghibli siempre ha tenido este afán de reflexión y trascendencia. Creen en la animación como un medio para trasmitir crítica, originar reflexión y poner en agenda temas que nacen desde la sociedad misma.

En la presentación seleccioné algunas imágenes de la película que me parecía que demostraban qué tan efectiva es la animación para transmitir mensajes sin diálogo alguno. Con solo algunas escenas el mensaje llegaba a todo público. Los pequeños camiones depredando una hoja; el llanto de un tanuki en un escenario destruido y estéril, y en el fondo aquello que los llevó a este sufrimiento; la dicotomía entre el campo y la ciudad, el de un pasado que fue y no volverá, o el cómo los humanos parecen ya dioses al jugar a trasformar la naturaleza a su antojo.

pompoko6

Finalmente, dentro de este apartado, mencionaba brevemente el rol de los medios de comunicación en este conflicto. En una parte de la película  los tanuki discuten sobre el método de lograr que su bosque no siga siendo destruido. Una de las ideas, la cual se contraponía a la de recurrir simplemente a la violencia, estaba el poder decirle a los humanos la verdad. Luego de dudarlo mucho, pues al poner en descubierto su identidad los humanos podrían volver a cazarlos, los tanuki deciden revelar a los humanos el drama que viven en señal abierta. Si bien la historia narra la tragedia de la modernidad, al final de la película nos dicen que gracias a este reportaje, al mostrar a los humanos el sufrimiento que estaban causando, muchos humanos reflexionaron sobre el tema de aquellos animales afectados por la urbanización y buscaron pequeñas mejoras para los animales perjudicados por la ciudad. La imagen, el poder de la comunicación y de llegar al público, de poner temas en la agenda, el lograr que las nuevas generaciones pongan como una prioridad el medio ambiente me parecen relevantes en este película. Creo que es un papel bastante interesante, considerando que Pompoko también, creo, trata de hacer lo mismo. Mostrar una tragedia y buscar abrir los ojos para lograr un papel de cambios. Un papel que debe nacer desde las mismas entrañas de la sociedad.

pompoko5

separadores-caligraficos_23-2147500400-001

pompoko7Un segundo punto general que quise tratar fue el el poner bajo los reflectores el papel de Isao Takahata como director y su gran afán por el mostrar hechos que no podemos olvidar como sociedad. Para ello comencé mencionando aquella escena que resulta ser la más impactante, para mí, de la película. Aquella escena donde los tanuki hacen su último truco de magia, su última ilusión. Es una escena HERMOSA en todos los sentidos de la palabra, aquella que termina por dejarte un nudo en la garganta por lo mucho que trasmite. Es la ilusión final que muestra a los humanos lo que alguna vez estuvo en lugar del cemento, lo que tuvieron que sacrificar para estar donde están.

¿Qué había antes donde está tu casa? ¿Se lo preguntan a veces? Personalmente sé que en la mía habían campos de cultivo. Sin embargo, no tengo registros visuales exactos del lugar como para recordarlo. Mi abuela se acuerda y narra cómo antes donde yo vivo habían establos y mi abuelo algunos fines de semana se iba tempranito a comprar leche fresca para el desayuno. Ahora, es un distrito más del monstruo que es Lima Metropolitana con sus 10 millones de habitantes. Pero, por ejemplo, con decirles que poco o nada me acuerdo de cómo era la ciudad en mi niñez, les digo mucho. He vivido varios cambios en la ciudad, miles de casa destruidas para construir grandes edificios, vías expresas, desniveles, by-pass, centros comerciales a montones, etc. Y de vez en cuando me hago la pregunta ¿Qué había antes en aquel lugar por donde paso todos los días de mi puñetera vida? Pese a yo misma haber presenciado el cambio del paisaje urbano no me acuerdo de aquello que dejamos atrás, pues las ciudades cambian constantemente y a ritmo muy acelerado cada día, y mi cerebro no guarda muy bien aquellos recuerdos.

Esta escena es potente porque trae nuevamente a la vida el pasado que nunca más volverá a ser. Cuando los tanuki se observan a ellos mismos jugar en la gran campiña de pequeños, mis ojos se llenaron de lagrimas. Pues, observan un momento de sus vidas en las que fueron plenamente felices, un monto en el que no imaginaban que su preciado hogar sería destruido.

pompoko8

Cuando en una entrevista le preguntaron a Isao Takata por qué se animó a hacer “La Tumba de las luciérnagas” Isao respondió que era para que Japón NUNCA olvide el sufrimiento que le trajo la guerra. No se trata de vivir del pasado, se trata de aprender de él. El sufrimiento que causó la guerra, especialmente en los niños japoneses, es suficiente para NUNCA MÁS volver a repetir este error. No permitir volver a ver sufrir a los niños. Un país que olvida su propia historia está condenado a repetirla, es un dicho bastante famoso, y bastante cierto. Aprender de los errores para no repetirlos, aprender de nuestra historia es algo que Isao considera esencial. Con Pompoko pasa lo mismo. Japón no debe tampoco olvidar lo que significó el gran proceso de urbanización, no debe invisibilizar así a aquellos que más sufrieron por él.

Por otro lado, también mencionó que en estas historias el usa sus propias vivencias como materia prima. Isao vivió de niño la guerra y también vivió el gran proceso de urbanización que pasó Japón, aquel proceso que lo hace tener ciudades de las más modernas del mundo, que ha hecho a muchos japoneses desvincularse de la naturaleza. Es tanto para Isao como para Hayao un hecho preocupante el cómo una cultura con un folclore tan ligada a la naturaleza, ahora tenga ciudadanos tan desvinculados a ella. Lograr reencontrar a los niños con las raíces del folclore japonés, mostrarles lo que había antes en sus grandes ciudades y lo que este fenómeno social ocasionó me parece noble de su parte. La historia de la humanidad, los procesos sociales que nos llevan a ser lo que somos ahora, los niños no pueden vivir desvinculados de ello. El ciudadano crea su juicio en el aprendizaje constante. Miles de personas han dejado esta historia registrada a través de diferentes medios y está en cada uno de nosotros aprender de ella. No por no haber vivido un proceso significa que no puedas comprenderlo y sentir indignación/alegría/tristeza/orgullo/pena del mismo. Ghibli muestra procesos, muestra hechos y espera que la sociedad no olvide y cree su propio juicio y linea de acción al respecto.

Por otro lado, el recurrir a sus vivencias y plasmarlas para siguientes generaciones es un tema muy importante para el estudio. El mismo Hayao criticaba mucho a la industria porque muchas otakus estaban en ella. Para él  lo importante [especialmente para aquellos que crean historias animadas] es mirar a los otros seres humanos, mirar la realidad, las experiencias ajenas y propias para poder crear una buena obra. Una persona, cuyo mundo gira entorno a la realidad 2D, complemente ajena a la vida, nunca podría crear obras que trasciendan ni dibujar personajes realistas que contengan la esencia humana.  Para él, este es el cáncer de la industria a la cual pertenece, la cual no hace más que reciclar tramas y personajes, apelando a un diseño que desecha cualquier rastro de humanidad y complejidad gracias a la gran cantidad de gente cuyo mundo es limitado. La materia prima del estudio Ghibli son las vivencias de sus directores.

separadores-caligraficos_23-2147500400-001

pompoko9 Finalmente, solo quise finalizar mencionando la tragedia como parte del estudio Ghibli vinculándolo a la escena final donde los tanuki terminan no obteniendo lo que querían. Algo que me parece importante del estudio es que realmente no hay personajes 100% malos o buenos, no hay siempre un final feliz al cual llegar o un héroe que con giros argumentales logre dar vuelco totalmente a las situaciones. Pompoko es un claro ejemplo. Muchas veces deseé que los tanuki recuperaran su hogar, que vencieran al terrible monstruo de la modernidad y vivieran felices para siempre. Sin embargo, esto no iba a pasar y era algo que siempre supimos y no por ello fue menos triste de ver. El gran cambio que produjo la urbanización en el mundo es un proceso que sobrepasaba cualquier poder de agencia que pudieran tener los tanuki o hasta de los mismos humanos. ¿Los humanos? Sí, en realidad nunca sentí que hubiese un gran malo en la serie, ni siquiera los mismos humanos. El proceso social estaba en marcha desde la estructura y era un hecho que se produciría sí o sí y que tendría ganadores y perdedores (la historia ya estaba escrita e Isao solo la narraba). Aquellos grandes perdedores de la modernidad fueron los tanuki, pese a todo el esfuerzo por sobreponerse a este gran monstruo. Es una película agridulce, pues los tanuki finalmente tienen que adaptarse a una vida que no deseaban tener pese a todo lo que sufrieron para recuperar su hogar.

Puse el libro “Todo lo sólido se desvanece en el aire” de Marshall Berman también en mi comentario porque creo que es el libro que mejor explica (de manera amena por sobre todas las cosas)  esta gran tragedia de la modernidad. La modernidad trajo consigo grandes tragedias y el darnos cuenta de ellas es lo esencial para poder mejorar. Cuando llevé mi primera clase de gestión de recursos naturales, mi profesor citó este libro y nos dijo que los gestores deben saber que cualquier intervención sobre el medio  medio ambiente va a tener perdedores y ganadores. Por más que uno trate de hacer proyectos que generen los mínimos impactos en el medio ambiente uno siempre va a terminar modificando el espacio y afectando a alguien. Por más que pienses que la obra va a beneficiar a muchas personas, siempre va a haber afectador. Sin embargo, un gestor tiene que saber bien esto y tratar de comprender lo más que pueda cómo se va a afectar con proyecto de intervención y preguntarse si realmente vale la pena tanto sacrificio. A veces no lo vale, otras veces sí. ¿Cómo saber si se hace lo correcto? Pues ese un reto de todos los días para los que toman decisiones y asumen proyectos de gestión.

El capítulo de la tragedia faústica es grandioso y expresa este tema a la perfección (El gestor es Fausto, el desarrollo es Mefistófeles y los grandes perdedores del desarrollo están representados en Margarita). En el caso de Pompoko es interesante ver el tema desde el lado de “Margarita”, del lado de aquellos que perdieron y que fueron sacrificados en nombre del progreso. Solo visibilizando la voz de aquellos que no pueden alzarla para reclamar es que muchos de nosotros podremos luchar por sus mejoras, luchar por aquello que se en su momento sacrificó y dejó atrás. La sociedad ha ido evolucionando, los paradigmas del desarrollo también y con ello la racionalidad de los gestores. La corriente verde y de desarrollo sostenible actualmente pisan fuerte como paradigma de desarrollo, lo que nace de contraponerse con una visión desarrollista basada en una concepción del ser humano como el gran ingeniero que puede hacer lo que sea, inclusive modificar la naturaleza a su antojo. Reflexionar y proponer cambios, poner nuestra mirada en aquellos que sufrieron en diferentes procesos y lograr incluirlos antes que sea demasiado tarde es un mensaje potente para mí dentro de la película.

En fin,

Gracias por leerme.

Anuncios

2 Comentarios en Comentarios y reflexiones: Pom poko

  1. Me ha encantado esta entrada. Un análisis muy acertado de la película. Yo no puedo verla muy seguido porque siempre termino llorando.
    Una cosa curiosa que siempre me pasa con esta película es que yo termino llorando (como siempre) y mis acompañantes no solo no lloran, si no que me miran extrañados y me preguntan por qué lloro. Yo siempre les digo: “¡Pero si han perdido su hogar! ¡Es muy triste!”. Pero se quedan igual y me toman por loca.
    Creo que nuestra visión del medio ambiente con la de los japoneses es completamente diferente.
    Espero con ansias las siguientes películas de Ghibli (Soy demasiado fan y creo haber visto casi todas), así que estaré al acecho para leerlo. =)

    Me gusta

  2. Hola Wanda
    No vi la pelicula, pero por el post que has escrito se ve que vale la pena,le voy a dar un vistazo por mas spoiler que ya me haya hecho.
    Es interesante poder apreciar tanto peliculas y documentales que hablen de como la sociedad urbana destruye el medio ambiente y sus consecuencias.
    Si es de Isao Takahata es un obvio que la vere, este hombre es algo mas cruel a diferencia de Miyazaki en cuanto a transmitir mensajes en pelicula. Aun asi, me gusta ese estilo y los personajes que crea son innigualables.
    Saludos!

    Me gusta

¡Comenta y logra hacer a un panda feliz!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: