Anuncios

13 Reasons Why | Reseña Seriéfila

13-Reasons-Why.jpg

13 reasons why

El adolescente Clay Jensen (Dylan Minnette) vuelve un día a casa después del colegio y encuentra una misteriosa caja con su nombre. Dentro descubre una cinta grabada por Hannah Baker (Katherine Langford), una compañera de clase por la que siente algo especial y que se suicidó tan solo dos semanas atrás. En la cinta, Hannah cuenta que hay trece razones por las que ha decidido quitarse la vida. ¿Será Clay una de ellas? Si lo escucha, tendrá oportunidad de conocer cada motivo de su lista”.

info

  • Tipo: Serie
  • Año: 2017
  • Temporadas: 1
  • Episodios: 13
  • Duración: 1hr x ep
  • Original: Novela
  • Director: Thomas McCarthy || Guión: Brian Yorkey
  • Género: Drama, Misterio || Temas: Suicidio, Violencia, Bullying

opi

A veces no nos damos cuenta pero nuestras acciones o palabras, aquellas que creímos irrelevantes, pueden llegar a afectar irrevocablemente la vida de otra persona. Lo que para algunos puede significar un aleteo de una mariposa al otro extremo del planeta, para otras personas es un huracán del que tal vez no logren sobrevivir.  No obstante, toda acción tiene una reacción, lo que hacemos o dejamos de hacer va a traer un sin número de consecuencias, algunas deseadas y otras no, y muchas de ellas no solo van a afectarte a ti. La nueva serie de Netflix  – basada en el libro del mismo nombre escrito por Jay Asher – narra las 13 razones por las que Hannah Baker se suicidó. Estas narraciones van va a involucrar a las diferentes personas en la vida de la protagonista que contribuyeron por “palabra, obra u omisión” a que este hecho se consumara.

La serie tiene una carga de dramatismo que han sabido cómo plasmar en 13 potentes episodios con una composición, dirección y actuación de buen nivel. Asimismo, es una serie que te mantiene pegado a tu asiento, te involucra con la historia y te deja queriendo saber :”¿Por qué?” Y esa es la pregunta central que la serie trata de responder. No solo el porqué esa chica (mi hija, mi hermana, mi amiga, mi copañera de clase, mi novia, etc) decidió quitarse la vida, sino también el porqué “yo” contribuí a que aquello se concretara. El misterio y suspenso que mantiene al espectador siempre en constante tensión es saber cuál fue el detonante. Cada una de las historias que narra Hannah en sus audios, las cuales involucran a diferentes personas en su vida que le hicieron daño, son una pieza más en un edificio inestable que está a punto de desmoronarse.  Y es doloroso, porque cada persona participante en este proceso nunca pensó en cómo cada estaca clavada terminaría en algún momento por desangrarla, porque nadie vio más allá de sí mismos.

Por otro lado, esta es una serie cruda no solo desde un apartado visual que no se guarda nada para que las diferentes situaciones por las que pasan los personajes te sean tan incómodas como lo serían en la vida real, sino también por la franqueza con la que la serie retrata un ambiente de secundaria que se hace real. La serie toca varios temas que se nos hacen cercanos porque, para nuestra desgracia,  el ambiente escolar está lleno de ellos y  porque de una u otra manera, muchos lo han vivido tanto en primera fila como desde la fría distancia de una espectador más. Y aquello, la cercanía al contexto, es lo realmente perturbante. A esto sumémosle cifras estadísticas que indican cómo las tasas de suicidios infantiles-adolescentes continúan en aumento, al igual que los casos trágicos de acoso escolar que cada vez son más brutales, y llegaremos así a un punto desgarrador: Esta no solo es la historia de Hannah, es la historia de muchas otras personas que han pasado por situaciones similares y algunas no han sobrevivido.

13 Reasons Why es un claro llamado de atención y reflexión sobre la temática, no solo orientado a los chicos que sufren estos problemas, sino también a la sociedad en su conjunto.  Porque un suicidio, como la serie trata de evidenciar, afecta a toda la comunidad y trastoca la vida de todos aquellos cercanos a persona para siempre. De esta forma, la serie no solo se centra en Hannah y su historia, se centra en su entorno y cómo cada uno jugó un papel importante en su desenlace final. Tanto por herirla y violentarla, como por abandonarla y no ofrecerle aquel solo un hombro sobre el que poder apoyarse para seguir adelante, cada uno carga con un peso que no los deja vivir en paz. A veces dañamos a la gente de una manera que ni siquiera llegamos a comprender hasta que es muy tarde. Qué hice o qué dejé de hacer, son preguntas para la reflexión. Porque una persona puede solo necesitar una palabra nuestra, un cumplido, una invitación a almorzar o a estudiar juntos para poder darse las fuerzas de seguir adelante . Solo una acción puede ayudar a alguien a salir de ese episodio tan oscuro en el que está, y ese alguien puedes ser tú.

CONCL

4 estrellas

pros contras

  1.  Excelente producción de Netflix, quien no se guarda nada y logra una serie con una calidad audiovisual de primer nivel.
  2. La dirección, composición y, especialmente las actuaciones que ha logrado ese asombroso cast son para quitarse el sombrero. No solo vamos a conocer la verdad de Hannah, sino que esta se entremezcla con la verdad de todos los demás protagonistas, lo cual le añade mucho a la serie.
  3. Toca el tema del suicidio infantil-adolescente de una manera desgarradora pero real, de tal manera que abre una mesa de discusión que actualmente la sociedad está necesitando.
  4. Asimismo, el mensaje no solo es para los protagonistas de estas tragedias, sino que es para toda la comunidad. Es un llamado a todos para que entendamos que una palabra o acción nuestra podría marcar la vida de una persona tanto para mal como para bien.
  1.  La serie es genial en todos los aspectos, solo 13 episodios adictivos que se encuentran tremendamente bien logrados. Haría solo la advertencia de que tiene capítulos con escenas algunas escenas crudas e incómodas (cosa que me parece preciso para esta clase de contenido, así que no es una crítica), y les diría que si bien creo que terminó perfectamente, parte de mi desearía haber tenido también un epílogo o alguna información extra de cómo termina cada uno de esos chicos luego de esto.

trailer

Anuncios

4 Comentarios en 13 Reasons Why | Reseña Seriéfila

  1. Hola Wanda.
    Hace poco empecé a leer tu blog y antes que nada quiero felicitarte por la calidad visual y escrita que hay en este sitio, se nota que le echas ganas y es un placer leerlo.

    Con respecto a la serie, está dando mucho de que hablar a pesar de salir hace poco. Mucha gente de mi entorno la esta viendo o la vio. Creo que logró con creces su objetivo de generar conversaciones al respecto de todas las temáticas que trata. Sería bueno que sea vista por un público de distintas edades, es muy interesante el hecho de que se vea a los padres de la mayoría de los chicos además de los profesores. Eso hace que trascienda de ser una serie para determinado público.

    Además del mensaje, en lo visual y narrativo es brillante. Las transiciones entre el pasado y el presente son muy buenas y prolijas. La banda sonora está genial también. Esto ayuda a que la serie en ningún momento se vuelva aburrida o pesada, como esas que sólo quieren transmitir esa moraleja descuidando su carácter de producto para entretener.

    Es una de esas series que se puede disfrutar varias veces. La primera vas descubriendo lo que le pasó a Hannah y la reacción más que nada de Clay. Pero una segunda vez, ya sabiendo el final, puedes analizar en profundidad a esos personajes. Entiendes su manera de actuar y es interesante desmenuzar las escenas (sobre todo las del episodio final). Otro puntazo es que tiene frases muy buenas, denota un guión realmente bien escrito y pensado. Ninguna escena está porque sí.

    Concuerdo en que hace falta un epílogo, aunque el final deja posibilidad para un spin-off si no es una segunda temporada (ya que la premisa de las trece razones ya no tendría sentido). Sin querer hacer mucho SPOILER, sería interesante ver la otra cara de la moneda. Me refiero a cierto personaje que sufre de bullying durante la temporada y parece que va a tomar una decisión que puede afectar todo pero no del estilo de la que tomó Hannah.

    Gracias por esta reseña, en parte me hizo decidirme por verla.

    Me gusta

  2. ¡Hola Wanda! Buena entrada que reluce los puntos fuertes de la serie. En el ámbito escolar es muy común el grupo o persona que se usa como chivo expiatorio con el fin de hacer sentir “mejor” a los “populares”, me gustaría saber de una escuela en la que no haya esta clase de sectores tan definidos… habría que romper esa división.
    Me parece que la serie logró (o va a lograr) con su objetivo fundamental que es el de hacer hablar a los demás sobre estos temas que nunca o muy pocas veces se toma en cuenta, y no sólo por parte de los agresores y las víctimas, sino también de los que omiten pero ven lo que pasa.
    Y si alguien como yo no entendió bien al principio el comportamiento de Hannah en ciertas situaciones le recomiendo que vea el “13 reasons why: más allá de las razones” donde los actores, algunos médicos y psicólogos explican algunas cosas más a fondo y ayuda a entender mejor por qué no hizo otras cosas, además que dan varios mensajes importantes para personas en esa situación.
    En cuanto a la serie, empezó sin gustarme y terminé agarrándole gusto al final recién, pero el mensaje siempre lo tuve presente. Seguro van a hacer una segunda temporada, quedan muchos temas para tratar pero especialmente me intriga qué va a pasar con Tyler.
    No culpo a la víctima pero Hannah tampoco supo pedir ayuda. Es algo que pensé durante todos los capítulos ¿por qué no se lo dijo a sus padres? Al final creo que en mi interpretación ella se sentía una carga para sus padres y con todo el tema del dinero, algo tan “insignificante” como lo que le pasaba a ella no tenía interés. Me gustaría que si hacen una segunda temporada hicieran hincapié en eso.
    Las actuaciones son muy pero muy buenas, eso se disfruta.

    Me gusta

  3. Hola Wanda, ¡preciosa entrada!

    Hace ya un tiempo que leí el libro en qué se basa esta serie, pero todavía recuerdo las sensaciones que me causó. Me mantuvo reflexionando hasta varias semanas después de haberlo acabado… La verdad es que yo misma me acerco bastante a lo que sufre Hannah, así que me tocó profundamente. Nunca consideré que lo “mío” fuera bullying hasta que leí esta novela. La verdad es que nunca he sido acosada directamente, pero sí he sido rechazada y también en ciertos casos, marginada por ser diferente en el instituto (aunque creo que esto también fue en parte culpa mía, pues yo tampoco hice mucho por encajar, pero sinceramente no me sentía con fuerzas para ello).

    Pero en fin, lo que intento decir es que me identifico mucho con el personaje de Hannah, y aunque no tanto con el de Clay, llegué a entender lo que este sentía perfectamente: sé que a veces cuesta darse cuenta del dolor ajeno si no se hace por verlo, y sinceramente no le culpo.
    Sin embargo, he de decir que, aunque me encantó la temática del libro y su forma de tratarla, hubo algo que faltaba, no terminaba de concretar las cosas, carecía de ese sentimiento, ese algo. Y ese final… No me gustó nada, aunque le concedo que no me dejó dormir durante varios días.

    Una de las cosas que no me gustó, y ya no hablo del libro en sí, sino de la recepción que este tuvo, fue la poca empatía de algunos lectores respecto a la situación de Hannah. Recuerdo que en varios foros leí lo “absurdas” y “ridículas” que eran esas 13 razones para algunos. Que era problema de la chica no saber asumir aquello, y que era culpa suya hacer una montaña de esas “simples nimiedades”.
    Esto que se hace a veces, culpabilizar a la víctima por no haber sido “fuerte”, por sucumbir a la debilidad… es simplemente cruel. No creo que sólo los que sabemos lo que es ese túnel sin luz que es la depresión seamos capaces de entender su situación, es simplemente una cuestión de empatía.
    Algunos, como yo, nos volvemos más fuertes debido a esto, pero otros no son capaces de superarlo. Y no es culpa suya: imaginad como de insoportable es la vida para que alguien, siendo tan joven, vea como única salida, como úmica solución a su sufrimiento, la muerte. Es muy triste.
    Aún así, aunque lo entiendo, animo a todo aquel que sienta esto, o que sea víctima del bullying a contarlo, y a todo aquel que lo presencie o sepa de él a que haga algo. Ver y no hacer nada es algo despreciable, y por desgracia, es algo que casi todo el mundo ha hecho en algún momento de su vida.

    En fin, me alegra que hayas tratado este tema con tal sensibilidad, de verdad que te lo agradezco. Ojalá pudiera ver la serie… pero no tengo Netflix (lloremos junt@s).
    ¡Ah! Y siento haber escrito todo este testamento, espero que no sea muy pesado 😉

    Besos 🙂

    Me gusta

    • Sería interesante poder hacerme del libro para poder analizar ambos productos. Creo que la serie trata también este discurso de “Qué ridícula o Solo lo hizo para llamar la atención”, lo que me parece sumamente potente. Hay una escena en particular en la que este discurso cala profundamente justamente por cómo algo que la gente dice que “no es gran cosa” puede destruir a una persona.

      Mi vida escolar fue bastante normal, con amigos y sin sobresalto alguno, pero eso no fue así para varios otros. Recuerdo que tenía en mi salón un amigo que era gay y muchos chicos lo molestaban con idioteces como silbidos o chistes en doble sentido. Si bien el “lo tomaba a la broma”, porque tenía bastante personalidad, recuerdo que un día como cualquier otro en el receso comenzaron en clase a hacerlo nuevamente el punto de los chistes y me dio tanta cólera que yo – y varias de mis amigas – decidimos mandar a la mierda a todos aquellos que comenzaban estas burlas en clase.

      Este chico nos dijo años después que aún recuerda este hecho y que lo agradeció mucho porque necesitaba que alguien dijera algo, porque si bien no lo violentaban físicamente, esos chistes o cosas “tontas” que hacían en clase le dolían mucho. Se hacía el fuerte y se defendía con personalidad, pero siempre agradeció que las personas se metieran a defenderlo porque lo hacían sentir que no estaba solo. No obstante, otras personas en otros salones no tenían a nadie que las defendieran y si ví casos de bullying palpables que terminaron por suspensiones.

      Creo que el problema de nuestra sociedad es la falta de empatía y el hecho que nunca sabes qué puede sentir esa persona o por las demás cosas que está pasando. No todas las personas reaccionan igual a una agresión y si bien algunas pueden resistirlas hay otras que no pueden. Clay no tiene realmente la culpa, pero creo que su personaje es importante porque le habla a todos aquellos que pudieron evitarlo simplemente no abandonando a la persona, simplemente estando allí. Y eso es algo que Clay aprende, a que uno nunca sabe realmente por lo que pasa alguien y que una simple palabra acción o palabra tuya, tu amistad,puede hacer la diferencia.

      Gracias por compartir esto y espermos que puedas hacerte de la serie,

      Abrazos,
      W.

      Me gusta

¡Comenta y logra hacer a un panda feliz!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: