Anuncios

¿Por qué ves anime?

¿Por qué ves anime? Creo que es una pregunta que me han hecho reiteradamente en varias etapas de mi vida y ha llegado por parte de todas clase de personas: Uno de mis compañeros de clase ‘surfer’ que me encontró hablando del último episodio de qué se yo – Probablemente Naruto o algún anime contemporáneo – con uno de sus amigos en un intermedio de clase (Qué hacía yo allí y cómo terminé hablando con este chico sobre anime, ni idea), mi familia que no entendía por qué seguía viendo dibujitos si ya supuestamente había pasado esa etapa en mi vida, o posteriormente compañeros de la universidad que descubrían que cuando alguien hablaba del tema yo era capaz de dar respuestas bastante ‘informadas’. Últimamente la pregunta llegó a mí de la mano de un anónimo en mi cuenta de ask.fm y me pareció interesante tratar de responderla.

Creo que todos vemos anime por diferentes motivos, los cuales dependen también mucho de la generación a la que pertenezcamos y de nuestra historia de vida. Siempre he tratado de responder con una respuesta sencilla que apela a la libertad de cada persona de gustar de algo. A veces responder con una pregunta “¿Y a ti por qué te gusta leer, surfear, el cine, el fútbol, etc.? Pues el mismo sentimiento de satisfacción tengo yo al ver anime” Da por finalizada una discusión que no quieres que se extienda porque tu reserva de energía no son tan alta como para ponerte a explicar todo lo que puede significar para ti un hobby (Sorry, Oreki is my spirit animal).

Cada persona tiene derecho a gustar o no de algo, y si no le haces daño a nadie entonces nadie tiene derecho a joderte, ya saben… Las reglas básicas de una sociedad: Vive y deja vivir, no le hagas a otro lo que no quieres que te hagan a ti, ama al prójimo como a ti mismo, los derechos de uno terminan donde comienzan los derechos de otros, etc, etc. Siempre uno tiene un gusto que lo hacen pertenecer a una minoría, a algo raro para las masas, y en algún momento de nuestra vida nos cuestionarán (de buena o mala manera). En fin, no todos tenemos que ser iguales, hay tantos matices bonitos que dan vida a cualquier ser humano y he allí donde está lo divertido.

Resultado de imagen de it's okay to not like things but don't be a dick about it

Así que antes que me detenga a escribir un testamento sobre esto iré directo al grano.

¿Por qué ves anime?

separador

1 El anime es una forma más de expresión.

El argumento que está en la base de todo es que el anime, la industria de la animación japonesa, es una de las tantas formas que tiene una persona de crear ficción y entregarle al mundo un mensaje. Al igual que la literatura, el cine, la pintura, la poesía o la música, el plasmar una historia utilizando animación es un medio tan válido como los otros de que un ‘creador de contenido’ pueda plasmar un mensaje que pueda trascender el tiempo.

Hay temas recurrentes en la cabeza de cada uno de los creadores de contenidos, los cuales están intrínsecamente ligados con la experiencia de vida, miedos, alegrías, amores, pasiones, preocupaciones filosóficas, morales, sociales que cada persona tiene en mayor o menor medida. Por ejemplo, Hayao Miyazaki a lo largo de sus películas tiene elementos recurrentes que hace que sus obras plasmen un poco de su esencia siempre: No solo su amor por la aviación que deviene de su padre, su crítica y desprecio total contra la guerra el cual nace por sus vivencias en la segunda guerra mundial donde pasó momentos dolorosos, su crítica hacia una industrialización y crecimiento de lo humano totalmente desvinculado con la naturaleza del que ha sido testigo con el crecimiento de una sociedad como la japonesa tan volcada a las ciudades y tecnologías en contraposición con sus orígenes y cosmovisión ligada al culto a los espíritus de la naturaleza. Satoshi Kon, por otro lado, a lo largo de su obra siempre ha tratado de enfocarse en la psique de sus personajes, además de su pasión por el mundo onírico el cual siempre mezclaba con el mundo “real”. Hiromu Arakawa toma directamente su vida dentro de una granja para crear sus obras, las cuales son la expresión suprema de lo que aprendió de niña. Tal vez Gin no Saji tome esto de una manera más directa y sencilla aunque no menos encantadora, pero la filosofía de “La equivalencia de intercambio” en su obra más famosa, Fullmetal Alchemist, nace también de su vida en el campo en una familia de granja.

Creo que cada historia tiene un medio en el que mejor le va. Hay historias que quedan mejor en papel, otras que se adecuan a la pantalla grande con actores de carne y hueso, otros a series más extensas de televisión y otras se ven mejor animadas. No creo haya una disciplina mejor que otra pues haya artistas y genios en cada una de ellas que sacaran grandes joyas que probablemente varios apreciarán. Cada persona siempre tiene algo que decirle al mundo y lo podrá hacer desde la disciplina que más le acomode y frente a un público quien esté abierto a recibir el mensaje. Algunos lo tendrán temas bien claros desde un inicio, otros encontrarán su camino en el transcurso de su vida, otros nunca tendrán la oportunidad de decir nada. Y con ello quiero pasar a un segundo punto

2 El anime es parte de una gran industria que otorga un gran catálogo del cual elegir.

Como industria que es, la animación japonesa produce cada año una gran cantidad de productos dirigido a diferentes públicos objetivos, para diferentes edades y gustos. Comedia, Drama, Acción, Aventura, Psicológico, Horror, Aventura, lo que tu quieras encontrar lo harás. Hay un anime para cada tipo de persona. Y conforme ha pasado el tiempo la gama sigue aumentando porque la industria y medios de creación siguen haciéndose más accesibles y fáciles de usar.

Y con ello, la cantidad existente, creo que es lógico que encontremos cosas malas, a veces en mayor cantidad, que productos buenos. Siempre he creído que las joyas son joyas porque se tardan en llegar. Los genios creativos no crecen en los árboles, especialmente en un mundo donde para sobrevivir tienes que ser sustentable económicamente hablando. Lo malo, lo que recicla lo que la gente compra, aquello que vende, es finalmente lo que más sale. Odio que mucha gente se queje de esto sin comprender el fondo del asunto y el hecho que pasa en TODAS LAS INDUSTRIAS de entretenimiento. En la música, los últimos hits no son probablemente el de la gente con más talento musical, en el cine americano las mismas fórmulas se repiten y al final del año las mejores películas con contadas…Y no son exactamente las que más recaudaron en el año (con contadas excepciones que siempre dan gusto).

Es bastante complicado sacar un anime bueno que venga de las grandes mentes creativas de la industria sin el riesgo que tu estudio quiebre en el proceso. Hay un video que me gusta mucho (Está en inglés chicos, lo siento, es el mundo globalizado que me hizo aprender inglés desde los 5 años con una madre que me compraba todas las cintas de Disney en inglés y me puso en un colegio donde ese era el idioma con el que nos enseñaban la mitad de las clases) que explica este problema de una manera bastante simple y directa.

Y si bien tiene cosas malas desde SIEMPRE (Aquellos que dicen que el anime era mejor antes…tal vez el que doblaban y llegaba, porque los que eran malos se quedaban allá y nadie los miraba porque no había internet para hacerlo. Hay varios animes malos antiguos….just saying) y siempre son mayoría, también hay joyas que llegan de la mano de aquellos genios que se encuentran en la tierra del sol naciente y que se posicionan entre lo mejor de la ficción mundial. Aunque pocos lleguen a verlo.

Lamentablemente, y creo que esto es todavía un gran problema mundial que está basado en el cruel mundo del poder económico, político y social, es que lo occidental sigue primando en el imaginario como lo normal que aquello que no entra en esta categoría. La ficción occidental es la más conocida, la más difundida y quien marca la pauta, dejando a los otros en la sombra y dedicado a una minoría. El mundo tiene sus propios grandes nichos de ficción que no son difundidos más allá de sus fronteras como un producto normalizado.

El cine europeo que aquí en latinoamérica llega muy de vez en cuando a una sala de cine, el cine hindú que solo te venden en lugares especializados y clandestinos, las novelas asiáticas tan de moda pero no en medios estandarizados que están copados por una cultura más fuerte que se nos impone. ¡El mismo cine latinoamericano solo se ve en el país de origen! Y solo de vez en cuando nos pasan los grandes éxitos, aquello que gana grandes premios (otorgados por la academia norteamericana… aka. El Oscar)

Por suerte y a pasos agigantados la globalización ha estado cambiando esto, ya que el internet ha abierto grandes puertas permitiendo que las demás culturas lleguen al mundo, dejando que se creen amantes de cierto producto sin importar las fronteras. El gran fenómeno del K-music es un ejemplo, tanto que el gobierno coreano ha hecho de esta industria un producto nacional con el que se venden al mundo. Si la industria japonesa lograra finalmente abrirse con TODOS y A TODA MARCHA al mundo entero a través de estas nuevas plataformas, los grandes fans (los verdaderos fans) en el mundo la sostendríamos. Si me dieran un buen sitio para ver animes (del tipo Netflix) de temporada, con la verdadera variedad, yo pagaría más de lo que se paga en los actuales medios limitados para latinoamérica.

3 La animación no solo es para niños

Como les comentaba, gracias a una estandarización de ciertos conceptos que entran dentro de la categoría de un no cuestionado “sentido común”, los ‘dibujos’ son asociaos con la infancia. Es un tema bastante cultural que deriva de la forma occidental de ver a la animación. Si bien películas como las de Disney o Pixar tiene películas para “TODA LA FAMILIA” las cuales tienen temas profundos que le llegan más a fondo a un adulto, la asociación de tener que llevar a un infante a la sala cuando lo veas es casi inmediata. Hasta el momento consigo a tan pocas personas que quieran ir a ver una animación al cine sin cuestionarme por qué no voy a ver el hit con actores de carne y hueso.

En Japón culturalmente la animación está orientada a todas las edades y creo (hipótesis) se basa también en la gran difusión del manga, el cual tiene adeptos de todas las edades gracias al variedad. La cultura japonesa ve como aceptable que un adulto lea manga o vea anime porque saben que el marcado es tan grande que pueden encontrar una diversidad de productos dirigido a toda la gama generacional existente. Ellos lo saben y por ello tiene horarios específicos para cada tipo de anime, algunos inclusive se pasan a media noche en bloques donde se permite el contenido que se va a mostrar.

Por ello cuando traían animes populares a países fuera de Japón era algo gracioso ver cómo  por el poco conocimiento e importancia que le ponían a las series animadas, estas fueran pasadas en horarios infantiles. El mismo Evangelion fue pasado en un horario que no debía en televisión nacional, poco después se rectificó el error poniendo un aviso antes de empezar diciendo que los menos de 15 debían verlo en compañía de los padres…en un horario donde los padres no se encontraban a veces en casa.

Ranma ½ tuvo toda una polémica por estos lares porque después de varias transmisiones y repeticiones un “preocupado por la infancia” se escandalizó porque Ranma cambiara de ser hombre a mujer y viceversa, alegando que los niños crecerían confundidos con su opción sexual. El idiota no se dio cuenta que también vimos Sailor Moon con insinuaciones lésbicas o Sakura Card Captor donde Shaoran estaba abiertamente enamorado de Yukito por varios capítulos o que en un capítulo se da a entender que Yukito y el hermano de Sakura eran más cercano que muchos amigos (Relación confirmada por las mismas creadoras)… just saying.

En fin, varios animes llegaron a nosotros en secuencia de lo más inadecuadas porque pensaban que por ser dibujos eran cosa de niños. Nada que no pudiera manejar porque NADIE logró hacer no ver Ranma ½ . Hasta que llegó Toonami, en un bloque en la tarde que trasmitía anime del bueno y que nos hizo amar a muchos esta industria …. Una industria que pronto comprendimos que podía ser una forma de expresión artística que nos dejara sin respiración, la cual muchas veces NO ERA PARA NIÑOS, sino para un público más adulto que pudiera recibir un mensaje y apreciar diferentes estilos que un niño probablemente no hubiese podido hacer. El anime nos enseñó que la animación no era solo un medio para infantes, sino que muchas veces algunas de sus obras iban varios pasos adelante.

4 El anime es arte.

Acabo de rever Cowboy Bebop después de varios años y creo que Shinichiro Watanabe será siempre el principal exponente en occidente de cómo una escena animada, con todos los elementos que esta dispone, puede decirte más que toda una serie de 10001 capítulos. Watanabe ha tenido unas escenas (algunas de solo un par de minutos) que me han hecho estremecer, repetirlas y simplemente ponerme llorar mientras las admiraba. Es un hecho que Watanabe tiene escenas tan memorables, de las que nunca en tu vida vas a poder olvidar y que han calado tanto en los espectadores del mundo que sería tan injusto no reconocer el porqué es un director considerado entre los más icónicos e influyentes en la industria.

Sin embargo no es solo él quien tiene formas de hacer llegar un mensaje. Hay tantas escenas en esta industria que te quitan el aliento que sería difícil nombrarlas a todas. Por ejemplo, el fabuloso mundo de los sueños que crea Satoshi Kon en Paprika, el cual entra en contacto con la realidad de una manera simplemente asombrosa. La desgarradora escena de Chloniclo en Kaiba, la cual me hizo llorar a mares. El miedo que sentí en el episodio 19 de Shinsekai Yori, el cual fue mi episodios favorito y en el cual redescubrí que el género suspenso de ser bien llevado puede dar grandes obras también en la animación. O tal vez la escena reciente de Hibike Euphonium que no hizo más que quitarme el aliento no solo porque estaba animada sino por todo lo que significaba para Kumiko como personaje, la cual tuvo un impacto también y hasta más poderoso en la grandiosa escena de Shirobako.

El anime ha tenido tanto que ofrecerme y actualmente lo sigue haciendo que simplemente es imposible ignorarlo. Soy fan de varias otras industrias. Amo la lectura, me gusta ir al cine y veo series; sin embargo, el anime despierta cierta pasión en mí que considero fundamentada en la gran cantidad de aventuras que me ha proporcionado. He aprendido con él, siento que varios mensajes me han hecho mejor persona y muchas escenas me han dejado al borde del éxtasis. Hay animes que han trascendido al tiempo y que serán clásicos por el resto de la eternidad, conjuntamente con las grandes mentes detrás. Han inspirado grandes otros clásicos de la cultura popular y a varios creadores de contenido actuales y en formación. Hay cosas malas en el anime, sí, hay demasiadas. Pero por las joyas que uno encuentra en este género todo palidece a mi alrededor. Por estas escenas y muchas más todo tiene sentido. Por ellas no dejaré a la industria en lo que me quede de vida.

Saludos,

W

 

Anuncios

30 Comentarios en ¿Por qué ves anime?

  1. Creo que este es un tema que en algún momento todos los amantes del anime que nos hemos decidido a crear un blog (o cualquier otra plataforma en la que podamos compartir nuestra opinión) queremos tocar. Yo acabo de abrir un nuevo blog, y justamente fue mi primera entrada (muy curioso que también puse como referencia un vídeo de Digibro, sobre cuál es el atractivo del anime, sus análisis son excelentes). En fin, la cuestión es que queremos comunicar al mundo algo que la ignorancia les hace pensar: que el anime no es dibujos animados para niños, no es los famosos “cartoons”.

    Sobre lo que has comentado, coincido al 100%. “Creo que cada historia tiene un medio en el que mejor le va.” Gracias a la animación podemos traer a la vida historias que, de haber sido realizadas en imagen real, nuestro subconsciente habría catalogado como imposibles y, por ende, generaría en nosotros un rechazo (como cuando vemos las versiones live action de los éxitos del anime que… ugh). La animación conecta mejor con nuestro subconsciente, ya que comunica ideas que todos podemos comprender, pero con la cualidad de que es moldeable, para representar mejor el concepto o emoción que se quiere comunicar. El anime es arte, y es muy triste que por prejuicios culturales haya mucha gente que se lo pierda. Este es un medio de entretenimiento que no es para todo el mundo (para gustos, los colores) pero estoy convencida de que hay muchísima gente que se lo pierde por dichos prejuicios.

    Me alegro de haber encontrado otro artículo de este estilo, analizando de manera objetiva y crítica por qué el anime no debería ser infravalorado y catalogado de infantil simplemente por ser un medio animado.

    Saludos, Wanda, gracias por tus artículos!

    Me gusta

  2. Posee su propia y singular cultura. Una maravillosa mezcla; japonesa, china y occidental.

    Me gusta

  3. Una interesante pregunta, me gustaría poder responder de una forma un poco más reflexiva pero me es imposible decir más. Simplemente porque me gusta. Sé que muchos se sienten igual.

    Excelente articulo, estaré pendiente de nuevas publicaciones, saludos 😀

    Me gusta

  4. Guapa y para cuando tu review final de la Bebop, tienes reviews de muchos animus aca pero no encuentro el de Cowboy Bebop, por favor escribe uno de ello.

    Me gusta

  5. Realmente que gran entrada, poca veces uno encuentra algo con tanta calidad en la web. Se denota que es elaborado con dedicación y entusiasmo. Continua con tu gran trabajo

    Me gusta

  6. Muy buen articulo. Creo que varios compartimos algunos de los puntos que mencionas. Me gusta la forma en que te expresas en tus articulos, has ganado un lector más.

    Me gusta

  7. En mi caso, empece como muchos en su adolescencia viendo series que se pasaban en canales de aire y luego en los canales de cable miticos y desaparecidos de Locomotion y Animax. Mi amor por el dibujo, la animación, la fotografia y el diseño en mi adolescencia y en mi adultez, fue alimentado por el anime y el manga siendo una referencia constante por este arte. Si bien deje por mucho tiempo (años) de ver series fue con Samurai Champloo y Shingeki no Kyojin que me voví a meter en este mundillo de forma limitada, por mi poco tiempo: una carrera universitaria en curso, un trabajo, y la edad. 😉 No me arrepiento por nada del mundo haber conocido este tipo de animacion con la cual lloré, me reí y me enoje, que me permitió conocer gente en diferentes partes del mundo, conocer a la literatura japonesa (gracias a ella decidí aprender japonés), y al arte japones, (ukyo-e), que me nutre con los OST bestiales que me acompañan en el estudio y en el trabajo. Pero que por sobre todo me enseño que la imaginación para contar una historia y dejar un mensaje no tiene limites y que cualquiera puede hacerlo. See you space cowgirl…

    Me gusta

  8. Hola Wanda:

    Totalmente de acuerdo contigo. La infancia marca bastante, pero la industria del anime es muy amplia y permite descubrir historias que de otra forma no conocerías.

    Un beso ^^

    Me gusta

  9. Wow, qué entrada estimada, felicidades.
    Excelente para tema de sobremesa. Pues de verdad este es un tema muy profundo y difícil de analizar… hay muchos factores determinantes que han hecho que las industrias del cine, anime, manga, literatura y etc. sean lo que son hoy en día. Si bien es cierto que aún acá en occidente existe el taboo ese de “por qué ves ‘monitos’?”, gracias a la globalización (aunque suene redundante y cliché) en mi opinión esas barreras de ayer son cosa del pasado. Hoy las comunicaciones, internet, las redes sociales y cia nos han permitido a conocer, comprender, entender y ADOPTAR estas nuevas costumbres, hábitos y expresiones de arte… lo cual es maravilloso. Al menos en mi caso con el anime, dentro de mi circulo cercano (llámese: familia, amigos y universidad) lo comprenden y respetan, incluso afortunadamente hay muchos seguidores como yo.

    Ahora el por qué me gusta el anime, difícil pregunta… pero diría que es debido a que… me encanta unos simples compilados de frames, coherentes con un guion y acompañada de buena música y sonido, logren calar y maravilla a su audiencia incluso más que cualquier otra película o serie de carne y hueso… es asombroso. Lo irreal se torna más real que la misma realidad. Literalmente es lograr llegar al publico, deleitandolo con una expresión de arte. Porque eso es, arte. Además, por el simple hecho de tratarse como una expresión más “infantil”, “irreal” o “pasiva”, hace que otros elementos de la obra cobren mayor importancia que en una obra real de carne y hueso.

    En fin el anime es una de las muchas expresiones me han enseñado y entregado grandes momentos gratos, entretenidos, épicos y memorables, puede que uno más que otro, pero aún así deambularan por mi mente por el resto de mi vida.

    Saludos!

    Me gusta

  10. Yo empecé a ver anime porque mis amigos lo hacían y quería medio comprender de qué hablaban, y ahora creo que soy de los que más informados están de ellos. Seguí viendo anime porque por ahí me gustaron (aunque más diría que me acostumbré) a ver varias cosas que lo caracterizan, tales como el dibujo,, los op/ed de 1:30 a los que les llegué a tomar cariño, y otras cosillas que no sabría bien decir. La razón de por qué sigo viendo anime no existe realmente /: solo sigo haciéndolo, no sabría dar razón, estoy suscrito a más “informadores” de anime que de otras cosas y supongo que el resto es historia, simplemente veo lo que parece bueno o al inicio de temporada miro el comienzo de varios ya sea porque se vean interesantes, porque haya gente que me agrade (no soy un experto, pero ahí está MAL diciendo en qué trabajó cada quién c;) o porque resultaron ser muy populares así que checo (estos últimos son los de cuidado por lo general, ya he aprendido a no confiar tanto en ello, dios mío Charlotte, WHY?? Tenía qué ser Maeda)..

    PD: Ay, la escena de “Ed and Ein leave” es oro puro T_T he visto Cowboy Bebop 3 veces creo, pero esa escena la he visto como 50 veces. Y la de Shirobako también me llegó.

    Me gusta

  11. Completamente de acuerdo.
    El problema aquí en occidente es que como muy bien dices “dibujitos=niños” cuando no conocen la cantidad de buen material que ofrece y que se puede encontrar en la industria y dirigido para toda clase de público. No puedo estar más de acuerdo con tu entrada Wanda 😀 y es que el anime si es arte y un medio absolutamente válido de expresión, así que yo seguiré viendo lo que ofrece, porque simplemente me encanta.
    ¡Saludos Wanda! ❤

    Me gusta

  12. El video es muy informativo, la verdad soy consciente de ello; esto que nos encanta que es el anime, es un medio de ingresos para otros y tenemos suerte de que algunos estudios, se animen a crear ciertas obras que pueden ser verdaderas maravillas desde el punto crítico, pero sino lo refleja en dinero, no es del todo favorable.
    Ellos tienen la receta que les genera ingresos y pues hay que usar la empatía para verlo desde el lado de producción, para ver que es lo correcto.
    En mi caso, cuando puedo me gusta apoyar comprando el producto original; se puede decir que es nuestro aporte para poder exigir en el futuro algo de igual o mayor calidad.
    Yo veo anime, porque es el medio de entretenimiento que más disfruto, la combinación de lo visual con lo sonoro, me hes muy atractivo, además de obras notables en las que considero atrevidas y mejores que productos de occidente.
    Gracias por tu opinión. Saludos.

    Me gusta

  13. Sólo diré que es escena de Shirobako me hizó llorar como un bébe y hubiera sido imposible conseguir eso con actores reales.

    Me gusta

  14. Ay, Wanda ¡Cómo me gustan tus artículos!
    Comparto prácticamente todo lo que expones, y eso que no recuerdo que alguna vez me hayan preguntado por qué miro anime; es muy cierto que la mayoría piensa que cualquier “caricatura” es exclusivamente para niños y aunque lo digan sin mala intención, muchos se te quedan viendo con cara de “pero qué inmaduro”, pero lo cierto es que en el anime se pueden encontrar infinidad de cosas que no se hayan en ningún otro lugar.
    En fin, si alguna vez alguien me hace La Pregunta, sin duda les voy a mostrar esto 😉

    Me gusta

  15. Excelente entrada. Al final todo se reduce a porque ver anime es un pasatiempo que cualquiera con mente abierta puede disfrutar. Las personas siempre cuestionan el por qué gustamos de esto, e incluso las consideran como algo para bichos raros xD, y es porque no tienen el interés de conocer algo, que quizás les guste, ya que para ‘las masas’ no es normal.

    Así como hay series malas, dentro de la industria del anime hay obras de arte, tales como las producciones de Ghibli. Historias que inevitablemente cambian tu forma de ver el mundo, como en mi caso y en el de muchos. Pagaría por poder ver legalmente anime, aunque actualmente ese negocio no es rentable internacionalmente. Aquí en Argentina hay un canal -nacional- donde suelen transmitir algunas películas de Miyazaki, cosa que para muchos es genial, pero para otros está mal ya que lo consideran ‘antinacional’ e insisten con la cultura propia, cosa que está bien, pero se ciegan a darle una oportunidad a películas que dejan valores y enseñanzas tanto a niños como adultos.

    Por mi parte disfrutaré del anime probablemente por siempre, ya que desde que lo conocí me ha dado momentos agradables con series, en su mayoría, memorables. 🙂 Un saludo!

    Me gusta

  16. Cuánta razón en tus palabras, todo lo plasmado en esta entrada es el motivo de por qué miles de personas ven animes así como otras cosas, yo en particular tenía ese problema en mi casa, que cuando me sentaba a ver una serie de anime, de una vez salían a flote los comentarios de “porque estás viendo dibujos”, poco a poco he tenido que ir cambiando la forma de pensar de las personas que me rodean en cuanto al anime, y sin embargo todavía hay cierta resistencia, pero en fin yo soy quien lo ve y el resto de las personas de pueden fregar, yo decido como invertir mi tiempo. Concuerdo con la idea de que el anime a lo largo ofrece muchos valores y enseñanzas que enriquecen a la persona, en mi caso así ha sido.

    Me ha encantado esta entrada.

    Me gusta

  17. Muy buena reflexión, Wanda. Creo que muchos haters deberían leer esta entrada y darse cuenta de que el mundo del anime es mucho más amplio de lo que pintan.

    Besos ❤

    Me gusta

  18. jaja en realidad es más fácil que eso, simplemente le dices que es por la misma razón que ve películas, sólo que en anime hay más calidad. Es obvio, son más largos (para tramas más complejas, conocer mejor a los personajes, étc.). Y entonces por qué no series sino anime, pues en mi caso porque soy más compatible con el anime. Las series que me interesan son del tipo Juego de tronos, The Walking Dead, Perdidos, Prison Break.. y cuántas de esas hay, pues las que mencioné y 10 más xDD Pero en anime encuentro eso a montones.

    Me gusta

  19. Wow, esta entrada se ha convertido oficialmente en mi mantra. No le falta absolutamente nada y todo lo que dijiste es exactamente lo que todos los amantes del anime pensamos y a veces no podemos decir en palabras o si quiera entender nosotros mismos el porqué nos gusta tanto el anime.

    Gracias Wanda!

    Me gusta

  20. Yo solo empecé porque estaba aburrido y sin nada en que perder mi tiempo.
    Ahora tengo tantas cosas que quiero hacer/ver, que no llegó a alcanzar a hacer/ver todas.

    Los años también me afectan, las típicas historias de jóvenes con poderes que dan todo de sí por el poder del amor que en un momento me atrajeron han dejado de interesarme, me es mas difícil ver algunas cosas.

    Aún así, lo único que sé a esta altura de mi experiencia es que no debo juzgar nada por las apariencias.

    Me gusta

  21. Yo me acerco mas a primer punto.
    si me lo preguntan, simplemente respondería, no ves peliculas? series? novelas? mini series? etc etc, pues simplemente pon anime en esa lista, ademas capaz las personas que preguntan eso,capaz nunca le dieron una oportunidad al anime…
    ejm tengo un amigo q nunca ve anime pero es de esos amigos cinefilos a morir, solo por eso vio naruto the last, después de eso empezó a un ritmo de 30 capítulos diarios con el anime, lo empezó a comer de cuerpo y alma jaja fue buenísimo

    Me gusta

  22. Mira que a mi no me lo preguntan (será porque la mayoría de mis amigos ve ánime). Nunca lo había pensado, supongo que es porque, como en el cine, la literatura o la tele, me gustan las buenas historias.

    Me gusta

  23. Cuando uno inicia a ver anime lo hace, generalmente, por el entretenimiento. Te apegas a Dragon Ball, Naruto y por curiosidad buscas otras series pues ¿Para qué esperar una semana a ver el siguiente capítulo si puedo ver algo más mientras? …y conoces series como Fullmetal Alchemist, Attack on Titan, Psycho Pass, Shinsekai Yori; o películas como La tumba de las luciérnagas, El viaje de Chihiro, La princesa Mononoke, Akira, Ghost in the Shell; o el corto de Tsukime no Ie. Y al final te das cuenta que el anime es más que solo entretenimiento, que es un arte y que a su vez transmite mensajes muy inspiradores para tu vida.

    Me gusta

  24. El anime literalmente me dio algo por lo cual vivir en una epoca muy dificil de mi vida, asi que por eso lo seguire viendo aunque a medida que pasa el tiempo ya no se lo mira con la misma intensidad lo cual es normal, como sera cuando ya tenga familia? espero poder verlo al menos una hora cada sabado jeje.

    Me gusta

  25. Gracias por responder Wanda, tu comentario fue más de lo que yo esperaba, me siento tan halagado de como mi pregunta te llevo a escribir todo un articulo
    En cuanto a la pregunta, puedo decir que es una de las tantas derivaciones de ¿por qué hago lo que hago?, y me parece muy interesante ya que mucha gente que te pregunta ¿Por que miras anime? lo hacen como si te cacharan de inmaduro como si ellos no vieran películas o leyeran un libro, pero pienso que si la mayoría se diera una oportunidad con un buen anime, les acabaría gustando, ya que ¿Quién se resiste de apreciar una buena obra de arte?

    Pd: Es interesante lo que puede ocurrir cuando le haces una pregunta a alguien o cuando te la haces a ti mismo.
    Que tengas una buena semana 🙂

    Me gusta

  26. Cuando estas en esa búsqueda de lo extraordinario, de lo épico, de lo catártico, de armonía, en fin… El anime a veces no es suficiente, y busca más… Yo encontré el vasto universo cinematográfico, que si bien se ha vuelto casi estrictamente comercial he podido encontrar (luego de rebuscar por ahí) lo que se denominan joyas del cine.
    No es solamente por que vería anime, sería también por qué te gusta sorprenderte/llorar/amar/odiar/reflexionar… Vivir. Why not.
    Saludos W.

    Me gusta

  27. Vaya, tenias razón con que estabas inspirada jaja.

    La verdad la pregunta de por que uno ve anime es difícil de explicar, aun mas cuando es un tema tan taboo, en que ¿por que ves dibujitos a tu edad?, o como en ingles dicen a otros “weebs”. La verdad creo que cada uno tendrá su razón, pero creo que es bien saber admirar al arte, la historia, la mezcla de guion, arte, música, todos esos elementos te pueden exprimir sentimientos, y a mi experiencia MUCHOS MAS que cualquier película o serie occidental.

    Personalmente con el video de por que es tan difícil producir buen anime, se me abrieron los ojos. De verdad no sabia nada de eso, pero todo tiene tanto sentido… simplemente calza.

    Yo también pagaría por un medio para ver anime legal, pero no lo hay. Todo es clandestino. Y los anime que llegan son doblados y a un paso MUY lento. Oh, y luego viene la calidad del doblaje, con palabras que no son, o expresiones que no calzan… etc. Algún día el anime se abrirá mas al verdadero publico fan que ya tiene al rededor del mundo, pero espero que no se “venda” y decaiga.

    Me gusta

  28. ¡Hola~!
    Me ha parecido muy interesante la entrada. En mi modesta opinión, e igual que señalabas tú arriba, creo que se debe a que nuestra sociedad asocia los dibujos animados con los niños, cosa que la sociedad japonesa ha superado hace mucho. Es más, muchos de los animes que se estrenan actualmente tienen un enfoque más adolescente o “young adult”.

    Yo también creo que el anime tiene su mérito como arte; desde el diseño de los personajes hasta la animación, el proceso de creación es tan elaborado o más como cualquier película/novela/manga. Es más una cuestión de formato que de contenido.

    Un saludo 🙂

    Me gusta

  29. Buena entrada, el leerlo me ha hecho recordar grandes momentos que he experimentado gracias a la industria.
    Concuerdo que aquello que logra transmitir, lo profundo que puede calar en el publico y hacer que trascienda en el tiempo (como en todo arte) es lo maravilloso de la animación japonesa. Lindo hobbie.

    Me gusta

  30. Muy buena entrada~~
    Sólo a seguir viendo anime y encontrar esas joyas por las que tanto vale ^^

    Me gusta

¡Comenta y logra hacer a un panda feliz!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: