Anuncios

Kaze ga Tsuyoku Fuiteiru | Reseña

Corriendo con el viento y sobre cómo enfrentarse a la carrera de la vida


Corriendo con el viento y sobre cómo enfrentarse a la carrera de la vida


Desde hace algún tiempo que Production I.G. se posicionó en el mercado como un estudio “especializado” en brindar los spokon de la temporada. Conocido por animar grandes títulos como Kuroko no Basket, Haikyuu o las primeras temporadas de Diamond no Ace, también ha tentado suerte con animes con temáticas deportivas menos tradicionales como Ballroom e Youkosou – anime entretenidillo sobre el baile de salón. Por ello, no fue sorpresa que entre finales del 2018 e inicios del 2019 decidiera adaptar una serie animada basada en la novela escrita por Shion Miura (Fune o Amu), la cual narraba la historia de un recién conformado grupo de atletismo centrado en la carrera de relevos. De la mano de Kazuya Nomura (Robotics;Note, Joker Game) en la dirección, Kohei Kiyasu (seiyuu y primerizo en el ámbito guionístico) en la composición y a Takahiro Chiba (Haikyuu, Ballroom e Youkoso) en el diseño de los personajes, Production I.G. se embarcó en una narración que terminó sorprendiendo a propios y extraños del género con un anime poseedor de los desenlaces más emotivos y sugerentes de la temporada.

Este spokon inicia narrando la historia de Kakeru Kurahara, un experimentado y talentoso corredor que, por algunos golpes en la vida, decide abandonar el deporte y continuar con su recientemente iniciada vida universitaria. Luego de varios eventos desafortunados que impulsan a nuestro protagonista a robar en tienda y salir huyendo como alma que lleva el diablo para no ser atrapado, la vida de Kakeru terminará entrecruzándose con la de Haiji Kiyose, un universitario de 4to año quien, luego de ver tremendo despliegue de talento en tan extraña situación, le propondrá unirse a su club de atletismo. Si bien en un primer momento nuestro protagonista lo rechaza sin dudas y murmuración, prontamente descubrirá que Haiji es el casero de su nueva residencia estudiantil – Chikuseisou – y que, además, este chico no lo dejará en paz hasta involucrarlo completamente en su sueño: Lograr formar un equipo de corredores de relevo que participe en la Hakone Ekiden, una de las maratones dirigidas a equipos universitarios más famosas de Japón.

Kakeru encuentra la idea de Haiji aún más descabellada cuando este le revela que el equipo que ha reunido consiste en todos los residentes de Chikuseisou, un grupo variopinto de chicos universitarios sin ninguna experiencia en este deporte. El anime nos narra, de esta manera, el tortuoso pero emotivo camino de todos los miembros de este recién formado equipo por alcanzar una meta que parece – en un inicio – utópica. En este recorrido lograremos observar la conformación de un equipo y la evolución individual de cada miembro del mismo. En el transcurso de la historia cada personajes se enfrentará con sus peores demonios y, a través de ello, responderán grandes interrogantes que les permitirá seguir avanzando como individuos y como colectividad .

Desde el mundo de la animación japonesa, conocimos la obra de Shion Miura con una adaptación que se le hizo a una obra que relataba el proceso de realizar un diccionario (Fune wo Amu). Production. I.G. elige animar otra historia del novelista, centrada en un equipo de corredores de relevo que traía otra propuesta con tintes de superación con aires más adultos en contextos ingeniosos. Corriendo con el viento toma una ruta ligeramente diferente al de los spokon prototípicos. En primer lugar, el elemento más evidente es la etapa de vida en la que se encuentran sus personajes principales: Jóvenes universitarios que pasan por una etapa de autodescubrimiento y de tránsito a la adultez. Lejos de la carga colegiala que entrega a muchos spokon una vitalidad de positivismo, dramatismo y eterna frescura, encontramos en el elenco a jóvenes que que se encuentra en una etapa de vida que tiene como principal característica lograr autoconocimiento y la autoaceptación de lo que uno es y no es, dejando atrás poco a poco esa esquizofrénica etapa llamada adolescencia. Asimismo, toma temas más enfocados en la colectividad y desarrollo individual dentro de un deporte que resulta novedoso en el género.

El anime está estructurado en dos grandes arcos, cada uno cumpliendo un propósito y desarrollando temas importantes. En un primer momento seguimos la historia de la conformación de este nuevo club de atletismo. Haiji ha venido reclutando – aunque sin el conocimiento de nadie – a un grupo de chicos que constituiría el equipo de sus sueños. El anime inicia con la revelación del sueño de Haiji y su loable esfuerzo por convencer a cada uno de estos novatos a sumarse a su objetivo. Luego de hacer gala de un espíritu inquebrantable, Haiji – como líder y guía (incluso diría espiritual más que deportivo) indiscutible de toda la serie – inicia con el riguroso entrenamiento cuyo primer gran objetivo parcial es lograr que cada uno de los chicos consiga un record que les permita clasificar al Hakone Eikiden como equipo. En esta primera parte del proceso no solo vamos a conocer a cada uno de los personajes a través de los pequeños dramas individuales que salen a la luz en la etapa de reclutamiento y de preparación, sino también vamos a ahondar en nuestro protagonista.

Kakeru es, probablemente, el personaje a cuya evolución le otorgan más énfasis en esta etapa. Es un momento en donde logra conectar con un equipo que le brinde fortaleza para seguir con un deporte que ya no entiende si le produce o no felicidad. A través de finalmente ser parte (realmente) de un colectivo, Kakeru logra ir sanando sus traumas a través de la guía constante de Haiji y la fuerte amistad con sus demás compañeros, al aprender que la carrera de relevos es mucho más que un camino que uno recorre en solitario. Después de todo, existen otras personas de las que dependes y que dependen de ti para avanzar y cumplir tus metas. Si bien uno recorre el camino solo, uno aprende de los demás al verlos recorrer el mismo camino que tú con diferentes matices, perspectivas y/u objetivos. En este proceso nace un sentimiento de pertenencia y familiaridad que se posiciona también como un motor de crecimiento personal. Si bien, debido a la personalidad de Kakeru, centrarse tanto en él y su drama puede volverse algo pesado y lenta de ver. No obstante, el anime que en un primer arco no se presentaba como prometedor o si quiera relevante en la temporada, logra un cierre de su historia que salva cualquier queja.

Luego de la presentación de cada uno de los personajes y la narrativa de su esfuerzo por estar un paso más adelante de alcanzar su meta, el segundo arco es el sprint final de un anime que supo cómo presentar a su entrañable elenco, no solo de forma individual, sino también como un colectivo que el espectador pudo ver conformarse y solidificarse desde sus inicios. El arco de Hakone Eikiden da cierre a la historia individual de este grupo de corredores de una manera que quedó bastante tatuada en mi corazón.

Se trata pues de la puesta en escena de un proceso de sanamiento para cada uno de los personajes que implican temas variados como, por ejemplo, la reconciliación con familia que dejaste atrás, con uno mismo por haber pensado en darse por vencido por no tener talento natural en el deporte que te hace feliz, con las frustraciones de una vida que parece no haber brillado tanto como soñábamos, con un equipo que aprendiste a amar como si fuese tu familia y por lo que el esfuerzo vale la pena, con los traumas que hicieron que practicar este deporte llegase a parecer una tortura, etc. Aquello que este anime hizo mejor es lograr mostrarnos la debilidad de cada uno de los miembros de este club y brindar un cierre para cada una de sus historias en una secuencia emotiva que tuvo a los espectadores con el corazón en la palma de la mano y los ojos humedecidos en cada uno de los capítulos finales. Después de todo, la carrera del Hakone Eikiden es un momento en sus vidas en los que reflexionan a cerca de sus principales debilidades, logrando aceptarlas para seguir adelante, siendo un punto crítico en sus vidas que los hace evolucionar como personas.

“¿Por qué corres?” es la pregunta guía en este anime. Es la pregunta que Haiji realiza constantemente a sus compañeros. No se trata de una pregunta que tenga una sola respuesta o que él mismo pueda responder. Es una pregunta cuya respuesta depende de uno mismo y que cada personaje irá encontrando a lo largo del camino, impulsado siempre a la reflexión y autosuperación por la figura guía de la serie: Haiji.

“Porque si hay un contrincante al que debes vencer en una carrera de larga distancia, ése no es otro que el tú de ayer.”Haruki Murakami (En: De qué hablo cuando hablo de correr)

Lo potente de esta serie es justamente el cómo cada uno de los personajes va autodescubriéndose y aceptándose con sus limitaciones y potencialidades. No todos corren por un mismo motivo pero a través de este deporte logran encontrarse a sí mismos. En la mayoría de los spokon hay un énfasis en el trabajo en equipo y la importancia de la amistad. Si bien Kaze ga Tsuyoku Fuiteru tiene un elemento de conformación de amistades y hasta la conformación de una familia; gran parte de la propuesta toma real peso por las batallas personales de cada miembro.

Un deporte como el de las carreras de relevos permite el correcto desarrollo de dos dimensiones. Por un lado, nos encontramos a la conformación de un equipo que va a tener como máximas los valores de la amistad y compañerismo. Después de todo, en primer lugar, el equipo depende de cada uno de sus miembros para alcanzar la meta. Si uno se lastimaba, se enfermaba o no terminaba su ruta todo el equipo quedaría descalificado; y, por ello, la confianza en el otro era máxima. En segundo lugar, la conformación de lazos de amistad y familiaridad entre todos los personaje involucraba también que el triunfo de uno sea el triunfo de todos. Se trata pues de un amigo al que has visto sufrir en cada entrenamiento, mejorando cada día sin parar y del que sabes cuánto puede significar esta carrera. El sentimiento de felicidad compartida por ver a sus amigos terminar su carrera también fue reconfortante y significó mucho en el desarrollo de varios de los personajes que encontraron en los otros una familia y sentido de pertenencia que los impulsó a seguir adelante pese a tener, a veces, todo en su contra.

Por otro lado, hay que destacar que el deporte mismo fuerza a los personajes también a desarrollar su individualidad. Si bien hay una carga de equipo importante, una de las partes más potentes del anime es el desarrollo de las individualidades de cada miembro del equipo. Uno corre solo por ese camino, y al igual que la vida misma, es en ese trayecto que uno aprende lecciones, se conoce a sí mismo y evoluciona. Existen amigos, existen mentores, existen diversas metas o sueños, pero finalmente quien corre esta carrera es uno mismo. La parte más potente de este anime se enfoca en mostrarnos este autodescubrimiento, esta autoaceptación, y con ello ver cómo se sigue avanzando como personas. Cada uno de los personajes, por ello, desarrolla su propia narrativa sobre cómo pasa por este proceso. Esto hace que cierren un capítulo en su vida y con ello sigan avanzando, y – finalmente – esas escenas fueron lo mejor de este anime.

Poco a poco esta propuesta va trazando un camino entrañable que va dejando al espectador comprometido con la historia de cada uno de estos chicos y, por ello, al finalizar la serie, el sentimiento de empatía y admiración por cada uno de ellos es real. Si bien es claro que se hace algo irreal que un grupo de novatos llegaran a participar en la carrera de relevos universitarios más famosa de tierras nipponas en tan poco tiempo (teniendo a alguien como Ouji, un fanático de los manga y una nulidad deportiva, en el equipo), queda claro que se supo como hacer crecer su historia de a pocos para presentar uno de los mejores desenlaces del año.

Con un elenco de personajes que me robó el corazón: No solo me sentí identificada con Ouji y sus referencias de spokon, con King y su dura búsqueda laboral, con Nico-chan y su resolución de hacer lo que le gusta pese a no tener el físico para hacerlo, con Yuki y su reconciliación con su familia, con Musa y su extremada calidez como ser humano, con Shindo y su tremenda entrega, con los gemelos y su crecimiento como individualidades, con Kakeru y su nuevamente redescubierto amor, y por supuesto por Haiji, el amor de mi vida. El valor productivo del anime no será el mejor del estudio pero claramente se presenta con una narrativa y una construcción de personajes que destilan humanidad y cuya química como elenco es envidiable. Definitivamente, una recomendación para aquellos que quieren un aire fresco en este género.

Haiji lleva tiempo reclutando habitantes para el condominio en el que vive y su objetivo es conseguir que sean diez personas. Para ello no busca a personas cualesquiera, sino que busca a personas a las que les pueda gustar correr, porque tiene un sueño que quiere cumplir y el sitio en el que vive es más especial de lo que pueda parecer. ¿Objetivo? Correr el Hakone Ekiden, una de las mayores carreras de relevos universitarias de todo Japón. (FILMAFFINITY)

PRODUCTION I.G. | 23 EP | NOVELA | DEPORTE DRAMA COMEDIA | PG-13

Anuncios

6 Comentarios en Kaze ga Tsuyoku Fuiteiru | Reseña

  1. Oh my gosh!
    Estoy de vuelta en este genial blog…
    Tanto tiempo desde que entré…
    Pensé que ya no existia, realmente creí que no lo encontraría.
    Y me encanta no haberme decepcionado. Tú blog es de los pocos que aún valen la pena.
    Amo la forma en que te adentras a analizar con profundidad cada aspecto de un anime o video juegi (etc…) y realmente creó que mereces más reconocimiento, haces un genial trabajo.
    Sigue así, habemos personas que de verdad disfrutamos de tu trabajo.
    Y sin duda comenzaré a recomendar tú blog mucho más.
    Saludos desde Nicaragua!
    ^^

    Me gusta

  2. He leído muchas opiniones sobre esta serie, pero creo que la mas acertada ha sido la tuya o en mi opinión, la que mas se acerca a la intención real de lo que la autora (Shion Miura) quería transmitir en su obra.
    En cuanto a la animación, me dolió un poco que Production IG, al avanzar en los capítulos bajara la calidad, pero es un mal hábito de este estudio y lamentablemente nos habituamos a ello.
    Por cierto, en una parte mencionas lo irreal de que unos novatos ganaran una carrera difícil, bueno técnicamente no ganaron (no lograron el primer puesto) pero aún así te aseguro que no es tan irreal !!!! ya que en mi ciudad ha salido la noticia de unas novatas que ganaron una carrera bastante popular de 10km y habían empezado a entrenar solo 6 meses atrás. ¡Ni yo me lo creía!.
    Saludos!

    Me gusta

    • Mencioné que me pareció irreal que llegaran a participar aunque principalmente por Ouji xD Pero definitivamente, toda una historia asombrosa que podría pasar y emocionar a más de uno. Es una muy linda historia ❤

      Abrazos.

      Me gusta

  3. Me encantan tus post. Hay poca gente que se digne a redactar con tanta profundidad temas como el anime o videojuegos, mostrando en ellos el lado más serio y maduro que poseen y que es, la mayoría de las veces, camuflado por la publicidad. Muchas gracias. Me apunto el anime.

    Me gusta

¡Comenta y logra hacer a un panda feliz!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: